VOLVER

FILOSOFÍA DE LA OSTEOPATÍA EN ESENCIA

FILOSOFÍA DE LA OSTEOPATÍA EN ESENCIA
Todos los trabajos corporales, por muy diferentes que sean sus enfoques, tienen algo en común: se aplican sobre el cuerpo. Todos son tremendamente útiles, cada uno a su manera, en su plano de trabajo.



FILOSOFÍA DE LA OSTEOPATÍA EN ESENCIA

por David Moreno Marí (Osteópata)


Todos los trabajos corporales, por muy diferentes que sean sus enfoques, tienen algo en común: se aplican sobre el cuerpo. Todos son tremendamente útiles, cada uno a su manera, en su plano de trabajo. Muy a menudo los resultados que se obtienen con estas técnicas o métodos, tanto sobre el síntoma como sobre la causa, son muy positivos. Por ello, quiero destacar el común denominador que hace que todas ellas funcionen, y no es otra cosa que “EL PROPIO CUERPO”.

El cuerpo es algo absolutamente mágico, que posee un potencial ilimitado de auto curación. Cuando trabajamos los músculos, huesos, articulaciones, órganos, la psique, la emoción, etc. olvidamos a menudo que dichas estructuras o estados están sostenidos por los procesos energéticos más profundos y sutiles y que estos niveles profundos ya no pueden ser objeto de tratamiento o de alguna técnica, ya que ellos en sí mismo son: la Terapia, la Esencia, la Salud. Están más allá de nuestra comprensión cognitiva, y los tratamientos que resultan cuando incluimos este trabajo superan cualquiera de nuestras expectativas más atrevidas.

Hoy en día, y cada vez con más fuerza, conocemos esta terapia como “TERAPIA BIODINÁMICA”, diferenciándola así de la Osteopatía convencional por la ausencia de técnicas; por su falta de “evidencia científica”; por el hecho de que en la terapia biodinámica el terapeuta únicamente es un facilitador entre el paciente y su propio proceso; y por otros muchos motivos arraigados a nuestra cultura.





En la consagración del arte de la Osteopatía, del conocimiento y confianza en el cuerpo, cada vez son más los osteópatas con reconocimiento internacional que se atreven a unir y enseñar los dos aspectos que forman la Osteopatía: la técnica y la esencia. Una interacción que tuvo que separarse por los poderes fácticos y por un conocimiento limitante de la medicina.

En mi opinión, para una correcta integración del conocimiento, aprendizaje y, sobre todo, para adquirir una experiencia y sensibilidad exquisita, conviene realizar los estudios por separado, ya que el conocimiento fisiológico y anatómico nos facilitará la comprensión de los aspectos más profundos, a la vez que nos hará madurar como terapeutas. Aunque donde quiero poner el énfasis es en destacar que, sin duda, el arte de la práctica de la Osteopatía en su esencia resalta la imperiosa necesidad de hacerlo bajo un prisma de trabajo “biodinámico”.

Así describían el trabajo osteopático grandes personalidades de la Osteopatía:

Dr. Still (padre de la Osteopatía) en el enfoque Osteopático al tratamiento en uno de sus libros “Osteopatía. Investigación y práctica”:

El Primer Gran Mecánico no ha dejado nada incompleto en el mecanismo de su mayor obra maestra “El Hombre”, dándole todo lo necesario para su confort y longevidad…

Lo que nosotros llamamos enfermedades son simplemente “los efectos”. Todos los efectos tienen sus causas y son manifestaciones de estas causas a nivel físico… El tratamiento de los efectos no tiene ningún sentido, sería lo mismo que luchar con el humo en vez de apagar el fuego. El osteópata nunca debe “jugar” con los efectos, sino que debe volver a la causa de ellos. La corrección de la causa tendrá como consecuencia la desaparición de sus efectos….

Todos los órganos del cuerpo humano están formando una Gran Hermandad de Trabajadores. El Equipo funciona bien hasta que alguno de sus miembros empieza a fallar. Entonces, el trabajo de todo el equipo va a ser perjudicado, incluso puede parar. Cuando todas las partes del cuerpo están bien tenemos buena salud. Al no ser así, estamos enfermos. Cuando todas las partes están ajustadas debidamente, la enfermedad cede ante la salud. La tarea del Osteópata consiste en mantener la paz y armonía en la Hermandad…

El cuerpo, la mente, el espíritu operan como totalidad unida, trabajando continuamente en su propia sanación.

La Vida es la substancia universal ilimitada. Ella rellena a cada uno de los átomos y todos los espacios del Universo. La Vida es la Sabiduría, el Poder y el Movimiento de Todo. La Vida misma en el Hombre es el Hombre ¿Por qué, entonces, no utilizar este poder?”

Dr. A.T. Still


“Trato de restaurar la salud, no trato de corregir el problema. De esta forma abro las puertas para que el cuerpo intente hacer lo que crea conveniente con sus propias fuerzas vitales”

Dr. Rollin E. Becker


“El Aliento de Vida es la chispa para el motor, algo que no es material, que no se ve”.

Dr. W.G. Sutherland